Consecuencias de un pasado en llamas

Etiquetas

, , , , ,

13 de enero de 2018.

Empiezo el año con el recuerdo de un recuerdo que ya se ha ido, de un 2017 repleto de besos y de lágrimas rotas por culpa de promesas incumplidas.

Hay personas que cuando las conoces, se convierten en especiales, y de repente un día, se te cae la venda de los ojos y descubres que tras esa sonrisa solo hay un abismo de mentiras. También hay personas que un día, empiezas a desconocerlas sin darte un cuenta, y pasado un tiempo (puede que horas, dias, semanas o incluso años) descubres que ya no son lo que eran. O más bien, lo que tu creías que eran. Pero también puede ocurrir que la que acabe siendo una total desconocida, seas tú misma. Puede que un día te levantes de la cama (escuchando “Broken” de Sether), puede que sea un domingo de lluvias intensas en la calle, (y tal vez, dentro de ti misma también esté lloviendo), te mires al espejo y ya no seas la que eras antes de todos esos descosidos que se agolpan ahora entre las cicatrices de tu corazón. Ya no eres la misma que se reía con cualquier tontería, ni la que luchaba incluso cuando sabía que iba a perder. Porque luchando es la única forma que hay para ganar.

¿Pero que hacer cuando te vuelves adicta al veneno que te está matando? ¿Que hacer cuando estás en medio de un laberinto sin salida? Es la llama que te quema por dentro y te apaga y te vuelve sombra. Es el deseo de volver atrás y cambiar todo lo que no te deja andar ni correr en el camino presente.

Pero un día te cansas. Te cansas de que tus alas estén rotas y de no poder volar con ellas, asi que te las arrancas y aunque te vuelvas ángel caído, al menos ya no tienes cadenas que te limiten, porque, tarde o temprano volverán a crecerte unas alas nuevas, y esta vez, alzarás el vuelo aún más alto. Y puede que te vuelvas a equivocar de camino, puede que vuelvas a tropezarte con otra rosa negra llena de espinas, y puede que vuelvas a perder las alas en el intento y debas arrancartelas otra vez… Pero siempre volverán a crecerte alas nuevas, si nunca dejas que te vuelvan a encadenar.

Eso de que el tiempo todo lo cura es una verdad a medias, tal vez la mentira de una mitad entre la verdad y lo que en realidad queremos que ocurra, o lo que no queremos oir, y es que a veces, por más que lo intente, por más que arañe, se hace fuerte aquí el dolor, la amargura, porque los recuerdos no se van, te persiguen, y aunque corras, simplemente, un día, te acaban encontrando.

Y es que necesito gritar, alzar mi vuelo porque creo que llevo ya mucho tiempo encadenada a lo que parece un pasado sin final feliz (o bueno, sin final, “asecas”), porque aunque estemos en 2018, una parte de mi se ha quedado en 2017, y porque sí, porque creo que todos nos merecemos un final feliz con el que comenzar un nuevo año, una nueva vida… Una nueva ilusión.

Porque tras ese final, hay un nuevo comienzo. Porque toda historia tiene su final. Porque todo final tiene siempre un principio.

“La mentira dura mientras la verdad no llega.”

 

 

Texto: Laura Ginés.

Anuncios

Tristeza de verano

Etiquetas

, , , , ,

Aquella noche bailamos hasta perder la poca humanidad que nos quedaba, y terminamos empotrándonos contra una máquina de tabaco. Me aprendí de memoria tu boca, de tanto explorarla con mi lengua. Y sonreías de vez en cuando, qué placer. Y luego me dijiste “Vamos al baño de las chicas”, y yo te dije que no, que era imposible, que estaba la chica de la limpieza y nos echarían, aunque supongo que por ti no me hubiese ni importado que me echasen de mi vida. Y reíamos, entre beso y beso. Así empezó todo, una noche de verano, en La3, Valencia, y mentiría si dijese que no me acuerdo de ti siempre que vuelvo. Y que siempre quiero volver…
Y luego subimos un escalón de esa escalera que no sabía muy bien a dónde nos iba a llevar, y empezamos a vernos casi a diario, y era bonito, porque siempre era distinto, único, teníamos de nuestro lado la pasión de aquellos que sólo buscan disfrutar cada momento. Decíamos ser hedonistas, qué ingenuos. Y nos besábamos por las calles de Valencia, en aquellos perdidos y solitarios, tan calurosos, callejones del Carmen, a donde no pienso volver a no ser que tú vengas conmigo.
Y no sé cuánto estuve yendo y viniendo por tus caderas, ni cuántos accidentes tuve en la curva de tu sonrisa, sólo sé que cuando estás enamorado el tiempo pasa, pero apenas hace ruido, y pasó tan callado que cuando quisimos darnos cuenta era septiembre, y empezaba a hacer ese frío que no se lleva muy bien con mis sentimientos.
¿Y qué pasó luego? No sabría decirlo muy bien, la verdad, sólo sé que un día empezaron a pasarnos menos cosas, y que todo resultaba algo monótono. Recuerdo que nos esforzábamos como tontos en intentar salvar las cosas, lo que fuese, e intentar rescatar el pasado a base de mirar hacia atrás, pero empezamos a tropezarnos constantemente con el presente, y tuvimos que desistir, y volver a mirar hacia delante. ¿Y qué quedaba? Un día ya no quedaba mucho, no sé exactamente cómo se marchitan las relaciones pero, si el tiempo puede pasar sin hacer ruido, el amor ni siquiera pasa, salta por la ventana, y a veces se mata. El nuestro, supongo, fue uno de los que se matan.
Y, bueno, nos dijimos adiós entre comillas, con puntos suspensivos, como un quiero, pero ojalá no; como un “por qué” que no necesitaba respuesta. Y, el último día, la última hora que pasamos juntos, nos dimos cuenta, cruelmente, de que ya no podíamos más con nosotros, de que nos habíamos muerto por dentro de tanto ilusionarnos en tan poco tiempo, y es que nosotros no sabíamos que las ilusiones tenían fecha de caducidad.
“Estas cosas pasan”, dije, y medio sonreí esperando que no dijeses nada, porque ya no tenía fuerzas para seguir existiendo ahí, en ese umbral de esa puerta, de tu puerta, en medio de ese adiós tan incómodo. “Supongo”, respondiste. Suficiente. Y entonces nos dimos el último abrazo, sin beso, que ya no es abrazo, sino distancia, una mera formalidad estúpida, pero es que tú y yo, a fin de cuentas, no nos odiábamos, simplemente, no nos queríamos.
Y cerraste la puerta, y yo no te he vuelto a llamar.

Fue bonito mientras fue mentira…

 

Autor del texto: Sergio Carrión.

👥Por si algún dia llego a verte🏃

Hola. Quizás no llegues a ver esto o a saber de mí, ni yo de ti porque quizá no existas y por lo tanto nunca llegaremos a existir los dos. Pero me gustaría decirte lo que pienso que significas en mi vida, explicarte el porqué eres tú y no otra persona la que ha conseguido llenar en mí algo más que mi cama, quien se ha encargado de conseguir entender lo que me cuesta explicar y mis palabros incorregibles, que has sido capaz de encontrarle el sentido cuando nadie más lo ha intentado siquiera.

Sé que eres tú porque no necesitas que las lágrimas me destrocen el maquillaje para saber que mi expresión no se combina con un día de Sol. Eres tú porque sabes cómo me gustan los besos y eliges el momento justo para dar cada uno de ellos, tú sí que sabes comerle la oreja a alguien: con los labios y no con palabras. Tienes ese carácter tan tuyo que a veces no soporto, pero la mayor parte del tiempo me gusta, ¿qué digo? me encanta. Me encantan tus manías y hasta se te hace querer cuando me pones de los nervios, porque también sabes que tengo muy poca paciencia.

Sé que eres tú porque he echado de menos tu olor cuando no estabas, he echado de menos el haberte sentido tan cerca, que no sé cómo podría aguantar si estuvieses demasiado lejos, y no hablo de la distancia, sino el percibir una ausencia de calor estando a escasos centímetros de ti. No soportaría una discusión tan larga y lo sabes, sabes que odio los gritos, pero que me encanta liarme sobre mis ideas hasta llegar a la conclusión, gracias por tener esa paciencia.

Estoy segura de que eres tú porque pareceremos los más locos a ojos de todos, y nosotros pensaremos que es lo más cuerdo del mundo. Hasta para bailar, posiblemente no sepas, pero no te importará aprenderte unos pasos si lo hacemos juntos porque así tendremos la excusa perfecta para guardar un recuerdo que sólo será como tal, un simple recuerdo, a no ser que decidamos ponerle un poco de magia. No se volverá especial, pero se volcará en nosotros.

No me importa quien va detrás, no me interesan. No importa que sólo haya nubes, nosotros pondremos el arcoiris. No importa que se te caiga el mundo, pero si te caes tú yo te levanto.

Lo inalcanzable

Cuando empiezas a ver que el tiempo corre delante de tus narices, te das cuenta de que ya no corres en primera posición. El tiempo va en cabeza y a ti te quedan más de 1000 horas para, por lo menos, pisarle los talones. Juega como quiere con tu vida; lo eterno se hace insufrible y lo placentero se lo lleva en un pis pas.

Entonces me doy cuenta de que no solo he perdido tiempo, sino que lo he perdido todo en él; he perdido sensaciones que ya no recuerdo como se sentían, apenas tengo percepción de las cosas y las personas que están a mi lado solo ocupan esa pequeña porción de tiempo como si fuera dinero malgastado.

Ya no me quedan horas en el día para terminar todas las actividades, ya no me quedan minutos para frustrarme por cosas tan sencillas que no logro entender, ya no me quedan segundos para prestar atención a las emociones de los demás y calcarlos en mi mente como si fuera un cuaderno de dibujo.

El tiempo muchas veces me marea, no para de dar vueltas y a veces siempre cae en las mismas, siempre

se muerde la cola, como las estaciones del año. El tiempo no nos cambia, lo cambiamos.

Las personas cambian y cada vez se distancian más de lo que me gustaría. Algunas se pierden para siempre y otras simplemente están por ocupar espacio. Algo o alguien me hace falta, pero no llega, ¿se me habrá acabado el tiempo?

Elegid vosotros el titulo…

Quizás uno de mis mayores problemas es que siempre me acabo enterando de todo, lo peor es que suele ser tarde para conseguir un plan mejor al “remedio” que al final me inventaré para poner solución.

Quizás es que ni esos “inventos” me sirven ahora para quitarme esa sensación de que podría haber sido algo realmente fantástico y lejos de caer en la resignación del tópico con aderezo de “son cosas que pasan” decido, una vez, más inmolar mi salud mental y quedarme con las “migas del pastel”.

Quizás debería dejar de conformarme con tan poco, o quizás debería de dejar de esforzarme por conseguir algo que ahora no compensa, aunque antes me hubiera podido dar todas esas cosas que llevo añorando durante estos últimos meses más que nunca.

Que quizás ese sueño que no se cumple sigue marcando la escena de una resaca aún por empezar.

Quizás debería aprender a sobrellevar mis problemas de la mejor manera posible evitando la autodestrucción o la autocompasión que, en este caso, significan lo mismo.

Quizás esa “castaña” (decolorada) con ojos brillantes no sea “la flaca” que me da de desayunar sus besos en mis mañanas más frías.

Quizás, hoy, haya pensado demasiado en siete quizases que acaban terminando en “son cosas que pasan”

Buenas noches…

¡Cuántos momentos!

¿Cuántos momentos han vivido en sus vidas y siempre quisieron volver a revivirlos? Sí, como si no hubiera pasado nunca, pero que realmente les merece pensarlo y recordarlo. Porque tienen la certeza de que posiblemente aquello que han vivido jamás lo volverán a ver.

Imagen relacionada

Puesto que no es recordar, sino darse cuenta de la verdad, de lo que realmente estás pensado en ese momento. Nada, a no ser que puedas revocarlo, te llevará a pensar en aquello que realmente dentro de ti y de tu mente te guía por ese camino. El camino por el cual muchos no saben si es el más indicado.

Resultado de imagen de gifs frustracion

Sin embargo, de lo que estoy muy seguro es que si no tomas esas decisiones en ese momento, nunca sabrás si fueron las mejores. Sólo las habrás escogido porque no tuviste, o pensabas que no tenías, el valor necesario para mirar a la vida, enfrentarte a ella y decirle lo que de verdad querías, sentías, lo que deseabas. Y finalmente renegarás de lo que pudiste, debiste, y por supuesto, nunca hiciste.

 

Esta entrada es de Dyno el Doctor

Blog de Dyno: http://dynolupa.blogspot.com.es/

♡José Luis♡

Aquí estoy y aquí te ves. El tiempo no nos corre prisa, no todo va tan rápido. Antes de llegar el 2004 no se estaba tan mal, parecía que nos conocíamos de hace más tiempo.
Sí, lo sé. Teníamos nuestros roces y de vez en cuando te cansabas de mí, te ibas con la otra niña mientras yo dejaba de pertenecer a tu círculo.No le doy tanta importancia, ¡qué demonios!, directamente ni se la doy.
No te preocupes, sé que luego saldremos juntos de la mano.
Dicen que eres muy guapo, no sé si por lo que dicen las mil bocas, o lo que me transmitía la tuya. Yo todavía no lo sé, soy muy joven y cuando pasen los años ya no me acordaré de tu cara; de cómo tendrías los ojos y su color, los labios, si tendrías hoyuelos o simplemente una sonrisa que explicara tu belleza.

Imagen relacionada

¿Serías una persona muy sociable, o preferirías reservarte para ti mismo?, ¿me dedicarías alguna de tus carantoñas?, si es que las pondrías. ¿Jugarías a algún deporte?, ¿serías más partidario de llevar el pelo largo?, ¿la música que te llene de lágrimas?
¿Y cuál sería tu personalidad? La razón por la que eres tú y nadie más. Nunca sabré que es lo que te molesta, si prefieres un beso francés o el esquimal se te hace más tierno. Jamás me acordaré del tacto de tu mano durante esos 2 años porque tampoco sabré cómo son ahora. Al igual que tampoco sabré darte abrazos, no sé si te gustarían mis manías o simplemente las aceptarías. Me vas a perder de vista, ¿verdad? ¿Esto es lo que tiene que pasar? ¿Nos perderemos en el olvido del otro?

Imagen de book

Han pasado 15 años, José Luis. Y sólo recuerdo tu nombre.

El Destino

Como cada mañana me levanté desorientado sin tener en cuenta la hora que era, y nervioso me dirigí a la cocina antes de empezar mis labores de desayuno. Mi mente me recordaba que el sueño de la noche anterior tenía mucha relevancia. Lo que me está pasando en la vida, no por menos dejar indicado que pasaría si realmente fuera así por un momento.

El ruido de la cafetera me hizo volver a la realidad y retirarme de ese pensamiento utópico. Cuando llegó el momento de terminar mis labores de desayuno, no era capaz de pensar en otro momento más crucial para el día que ese sueño insistente, que siempre afecta a mi vida por extraño que parezca.

Miraba el cielo azul sin dudar de que seguro ahí estaba mi respuesta, pues no sabía si la tenía delante de mí o por el contrario estaba fuera de mi alcance. Cogí el teléfono con movimiento burlón mirando entre todas las cosas que contenía, por si alguna vez recibiese algo que me hiciera darme cuenta de ese sueño influyente en mi destino.

Por extraño que llegara a parecer no conseguí tal veredicto, por el cual debe ser que la mente oculta mi designio. Que para mí resulta inasequible, como pájaro que come pan en mano y después se echa a volar.

 

Esta entrada es de Dyno el Doctor.

 

Blog de Dyno el Doctor: http://dynolupa.blogspot.com.es/

La canción

Como una pequeña canción escuché en el viento. No sabía cómo, ni por qué esa canción empezó a sonar . De repente  un destello en la noche, cálida pero fría, que me llevaba de bar en bar sin saber donde terminar. Y mucho menos recordar por donde había estado, ya que ni mi mente era capaz de recapitular nada ya no sólo la cerveza estaba dentro de mi cabeza.

Resultado de imagen de gifs tumblr alone
No sabía como ese destello que parecía una estrella fugaz, que poco a poco se iba convirtiendo en una muchacha muy hermosa me decía: ”No tengas miedo, ya ha llegado el momento de dejar la soledad.”
Únicamente era capaz de mirarla. Mis ojos y mi mente no podían creer que una cosa así pudiera sucederse, puesto que todo lo que había conseguido era tristeza y soledad. Siempre hundir mi vida. Siempre en la miseria.

Resultado de imagen de gifs tumblr girl smile

De pronto esa muchacha me cogió de la mano y me dijo: ”Ven conmigo y no volverás a estar sólo”. Jamás pues por absurdo que parecía no sólo tenía miedo de ella, sino que no era capaz de negarme, de manifestar un no, pues sin mediar  suspiro me dio un beso en los labios.

Imagen relacionada

Al fin comprendí que no siempre ahí, que en lo más hundido en la profundidad de la oscuridad, a veces por raro que parezca, siempre hay destellos de luz en la vida que te devuelven en sí a tener una mejor visión de la vida.

 

Queridos lectores. La entrada que acaban de leer es de Dyno el Doctor. Os dejo su blog por aquí: http://dynolupa.blogspot.com.es/

 

Fantasías ambiguas

Todo lo que podría pasar. Cada peliculita que se me ocurriera, así en un momento dado, rondando por la mente. Todos los momentos vividos. Un psique lleno de todo lo bueno y lo bonito. Lo que nos gusta y lo que anhelamos.

Imagen relacionadaResultado de imagen de love gif

Todos recordamos nuestro primer beso, pero el que de verdad tiene valor para nosotros. El primero. Aquel beso que te llegó al corazón. Parece que no, pero eso que dicen de que se te encoge el corazón es cierto. Tan cierto como decirte que las miradas te dejan al desnudo cuando quizás tú seas su motivo de rabia.

Tan cierto como las fotos o los detalles de aquella vez. De aquellas veces. No hace falta que sean muchas, o te molestas en contar. Simplemente te aprendes un par de fechas, posiblemente porque el año se te viene turbio, esa fecha te hará sonreír sin querer. Alguna fuerza se apodera de ti y sin ningún motivo de celebración, ese es día es mejor que tu cumpleaños. No importa el día, esa fecha no lleva traje que se adecue a la ocasión. Ocasionalmente son todos los días, pero ese día es el mejor.

Resultado de imagen de love gif tumblr

Las fotos, los detalles, las fechas importantes. ¿Ya te vas acordando de toda esa primera vez?, ¿de la que parecía que tenías tanta energía que pensabas que podías con cualquier cosa, ese motivo próspero? Daba igual que estuvieras loco o loca. Y lo mejor de todo es que no os importaba a ninguno de los dos. De hecho, os gustaban las barbaries del otro. Pensabais a lo grande, ¿un día triste? A última hora del día apenas te acordabas de que estabas afligido, o quizá se te olvidó de que eras lo más feliz de tu realidad y tuviste que volver a preguntar. Sí, le tuviste que comentar sin quererlo pero habiéndolo deseado desde hace tiempo, él o ella es tu pilar más fuerte. No sabemos si hiciste bien, y si hubo algún daño ya está hecho.

Resultado de imagen de love gif tumblr

Tampoco te preocupa, ¿verdad?

Lo sé, no es preocupación. Es nostalgia. No sabes si te gusta recordar todo lo que pasó, pero siempre reaccionas igual. Siempre se te encoge el corazón y algunas veces lloras. Luego tu mente te formula mil preguntas sin darte cuenta, después de tal caos, tal desorden, la primera dice así: ”¿Qué ha pasado?”

Resultado de imagen de amor ambiguo

¿Dónde estás o dónde te dejé? El cambio fue tan brusco en el momento que no nos dimos cuenta y tan raro ahora que nos afectó de lleno. Parecía una ilusión, ¿y si en realidad lo fue? Teniendo en cuenta que ya no estarás por el resto de mi vida, imagino que nunca existió nada de esto. Sólo fue algo contingente, se coló por casualidad todo ese recuerdo para quitarme el poco positivismo que me quedaba. Se lo ha llevado todo, ni la sensibilidad me queda.

¿A empezar otra vez? Puede, pero de momento a tener solamente sueños pequeñitos, en vez de planear la gran aventura de tu vida apostando siempre jugando al Blackjack. Ya sabes que así no funciona. Ya sabes que algunas veces se hacen cicatrices, no puedes abrirlas, ya no hay vuelta atrás. No te líes, solo sigue… Sin complicaciones, por favor.

Imagen relacionada

R🌳. V🌀

Tan simple y tan complejo, tan lejos y tan cerca. No será el primer boomerang, pero siempre hay una historia más. Incluso si sólo se queda en ilusión. La diferencia se nota embriagante, muy pesada. Me encanta admirar esa obra de arte. Él. Siempre firme y en sus raíces, manteniendo el control. Y yo mientras, dando vueltas y vueltas en diferentes direcciones sin saber a dónde ir. Somos tan diferentes, ¿cómo vamos a llevarnos bien? Si cuando la tormenta me llama, su fiel servidora siempre le acompaña cegando todo lo demás. No puedo hacerte daño cuando ella quiera, no puedo, y que después anhele abrazar cada partícula de ti. Construyendo lo que algún día quizás destrocé pidiendo tranquilidad y paciencia. Tú siempre tan amable, moviéndote con armonía de corriente a corriente siguiendo mi ritmo, cantando los versos más atroces y susurrando las palabras más nobles. No te entiendo. Tú tan seguro, tan tranquilo. Tan fuerte. Seguro de seguir a la estrella que más te hace hermoso, la que te hace brillar. La meta es muy obvia. Y yo transparente, tan indecisa que a veces voy deprisa y otras ni siquiera voy o vengo de ningún lado. Nunca sabes donde estoy, no sabes como vendré ni cuando volveré. En realidad no me necesitas, pero de vez en cuando sé que me extrañas. Te gusta bailar cualquiera de mis canciones desde, el pianissimo dinamismo melódico de mis romanzas hasta el fortissimo de mis cantos con palabras rasgadas. Te agradan mis brisas llenas de templanza. En realidad te agrado, aunque no me necesites para crecer.

Cada una de las anillas marca la diferencia. El tiempo pasa y por muchos hachazos sigue en pie. La guerra no es problema, suele ser fácil de ganar, aún faltan maneras y sobran ingenuos para derrotar tal majestuosidad. Apiádate de mí si algunos días del año solo te acompaña mi ausencia. No importa nada más, siempre nos mantendremos juntos. Ten claro que volveré para agitarte con brío. Ten claro que tornaré y te haré bailar.

Allí dónde solíamos amar

Etiquetas

, , , , , ,

“Merecemos todo el amor que damos. No te conformes nunca con menos.” Siempre me he dicho a mi misma estas palabras. A veces para autoconvencerme de que nada de lo que pasaba era culpa mía. El problema viene cuando llevas tantas heridas cargadas por debajo de tus pestañas, que llega un día en el que ya no puedes más y te rompes. Se te rompen la esperanza y las ganas de seguir, de luchar.

Nos han mentido sobre el amor. Sobre el amor romántico. Nos dijeron que debíamos soportar todo de nuestra pareja. Que cuanto más lloras y más sufres, más os queréis, y no. Eso no es amor. Amor no es estar con alguien por desesperación, amor no es estar con esa persona por estar, porque no hay otra persona en tu vida que te llene de verdad, amor no es machacar la ilusión de tu pareja hasta hacerla añicos. Nos dijeron que para que el amor fuera verdadero tenía que doler, que “quien bien te quiere, te hará llorar”, que el amor “todo lo puede”. Y si, el amor lo puede todo cuando es amor es verdad, cuando existe un cariño especial hacia esa persona, cuando ese amor hace que la persona a la que quieres sea libre de vivir su vida sola, o acompañada por ti. Amor es cuando os haceis mejores personas teniendoos el uno a la otra y viceversa. Pero el amor se rompe cuando la decepción se hace hueco y araña por dentro, y empiezas a no aceptarla tal y como es, con sus defectos y virtudes, el amor muere cuando confundimos querer con posesión. Muere cuando miras a sus ojos, y descubres que son como un desierto, vacío y con abismos. Cuando descubres que sus abrazos son tan fríos como el hielo, y que te separan de él, mil kilómetros de confusión. Y no, eso no es amor. Quien bien te quiere, te hará reír hasta que te duelan las mariposas del estómago. Esas que revoloteaban la primera vez que le viste reír y se te cayó el mundo encima. Ese pequeño infierno que sentiste cuando te habló por primera vez. Y bendito sea.

¿Qué es lo que pasa? ¿Qué es lo que nos pasa? ¿Por que de repente estás tan lejos, aunque estemos mirada con mirada? ¿Por qué eres tan cobarde? ¿Por qué soy tan cobarde? ¿Por qué siento que te pierdo cada día un poquito y que es todo por mi culpa? ¿Por qué..? ¿POR QUÉ? 



Será verdad eso de que no nos damos cuenta de lo que tenemos hasta que lo perdemos. Solo que yo si he sabido siempre lo que tenía, que te tenía a ti. Tu amor, tu cariño, tu comprensión. O eso creia.

No sé que más hacer. Ya no me quedan más lágrimas ni más fuerzas para seguir. Pero tampoco puedo abandonar (¿¡no puedo o no quiero!?). Y sé que al final te acabaré perdiendo, entre silencio y silencio, entre abrazos congelados y te quieros que nunca pronunciamos, que se mueren al callarlos y no gritarlos. Parecerá una excusa, pero es que mi corazón se ha roto ya tantas veces, que parece los miles de trocitos de un jarrón roto, pegados con loctite. Espero que cuando te acuerdes de mi, recuerdes que te quiero aunque tú no quieras. Aunque ya no me quieras. Aunque no entiendas el porqué de que siga a tu lado a pesar de toda esta tormenta que se nos viene encima, a pesar de toda esta niebla que nos tiene ciegos. El tiempo se nos agota, y con él, la vida. Nuestra vida, la de entonces, ya no es la misma, y nosotros, tampoco. Donde antes había unos milítimetros hasta tu boca, ahora hay un camino kilométrico con un muro de piedra. Y se nos sigue agotando el tiempo. Demasiado tiempo desaprovechando las ganas de bailar bajo la lluvia o de pasar las noches de verano tumbados en el jardín mirando las estrellas. -¡Mira, una estrella fugaz! -¡Cierra los ojos y pide un deseo! 

-¡Ya está!  -¿Qué has pedido? -Si te lo digo, no se cumplirá. -Venga, dame aunque solo sea un pista. -¡No! (Sonrisa picarona)

…(A ti. Tú eres mi único deseo. Y te seguiré pidiendo a todas las estrellas fugaces que naveguen por el firmamento. A ti, que eres el ser más perfectamente imperfecto que existe. Y por eso te quise y te quiero)


………………


Y yo que pensaba que nuestro amor era infinito y eterno, como el océano, y ahora resulta que no nos llegaba ni a la punta de los pies.


¿De verdad merece la pena? ¿Se puede salvar lo insalvable?


(Siempre merecerá la pena luchar por lo que de verdad queremos. Si luchas podrás ganar o perder, pero si te rindes, ya habrás perdido)

 

 

Espero que les haya gustado.
Saludos, Laura.

07/05/2017 Toca disfrutar de las vistas y parar de correr

Es la quinta vez que empiezo a escribir esto y me he dado cuenta de que el que os tiene que hablar de esto es Telsa y no yo. He intentado escribir 15 millones de veces que carajo es lo que nos pasa ahora, pero no soy capaz de hacerlo bien. Así que, una vez más, me pondré la mascara.

Hola a todos, se que llevo un montón sin aparecer, pero es por una buena causa. He conseguido lo que llevaba mucho tiempo necesitando. Una unión entre mi cabeza y yo, creo que ahora nos entendemos mejor que nunca y eso nos hace sentir muy bien.

La verdad es que iba a subir un texto al principio de este año diciendo todo lo que esperaba, todo lo que me pasaba, y lo que estaba buscando. Hice bien en eliminarlo.

La cosa no empezó bien, varias personas importantes han desaparecido, además he visto a una persona muy querida como sufría la impotencia de perder a un familiar (murió mi tío, después de una enfermedad de 10 años que se vio empeorada desde Octubre hasta este Marzo y la verdad me afecto más ver a mi padre sufrir, que a mi tío descansar de una vez, pero eso es otra historia…). Volví a mi paraíso esta semana santa, y aunque no estuve demasiado aproveche muy bien el tiempo.

Me siento fuerte, me siento capaz de brillar con luz propia, quizás ahora es cuando he conseguido aclarar un poco el camino que llevo  mucho tiempo buscando. He vuelto a jugar al baloncesto, rara es la semana en la que no entreno y aunque acabé matado con las rodillas inflamadas, con unas agujetas enormes habrá merecido la pena.

He aprendido también en centrarme en la gente que está, pasando de perder el tiempo en falsas esperanzas y otras mentiras toxicas disfrazadas en pólvora capaz de hacerme explotar por cualquier cosa. (sin más. que os jodan)

Estoy en paz conmigo mismo, mi autoestima esta por las nubes, conozco mis limitaciones aunque eso no hace que no intente superarlas cada día. En definitivas cuentas, ahora, estoy bien.

Fdo: Telsa

Le he descubierto hace no mucho y la verdad, esta canción… me encanta

Indecisión

Y de repente se marchó. Aún seguía aquí. Pero ya no estaba. Cuando el amor se rompe se parece un poco a no poder dormir por las noches por miedo a no poder despertar de la pesadilla. A descubrir que los sueños no existen, y que todo es un contínuo vacío lleno de abismos mal cosidos con lágrimas y fotos rotas. Que el amor es vivir de falsas esperanzas, de futuros llenos de promesas que nunca se cumplirán. 

Así que un día se marchó. Aunque siguiera a mi lado, nos separaban mil kilómetros de desamor. Nunca perdí la esperanza de convertir dichos kilómetros en abrazos por la espalda, de esos que te salvan la vida entera en tan solo un segundo. A veces la esperanza es como querer arrancar una rosa llena de espinas. Pero por más que duela, por más que te pinches, insistirás, irás a por la rosa más bella de todas, la más difícil de encontrar. Supongo que a nosotros nos pasó eso: pensamos que podriamos cortar la rosa sin clavarnos sus espinas. 

Aquél día no supiste como fingir que te estabas muriendo por dentro, y yo, tonta de mí, cerré los ojos y te di la espalda, pensando que al darme la vuelta todo volvería a ser como antes, y no habría distancia que separara tu sonrisa de mi alma. Pero cuando quise darme cuenta ya era tarde, y tú te habías ido para siempre. Aunque nos viéramos todos los sábados por la tarde, aunque me abrazaras y me besaras; nuestro universo se había roto. Otra cicatriz más que añadir a este corazón lleno de remiendos y de recuerdos que se empapan de nostalgia. ¿Pero qué hacer cuando sientes que tu mundo se desmorona y no sabes como cambiar el curso de las cosas? 

Yo solo quiero un para siempre, pero de los de verdad, de los que siempre se cumplen, de los de toda una vida juntos. Tarde o temprano. Aunque a veces es más lo primero que lo segundo, y al final todo se acaba convirtiendo en una historia en blanco y negro, pues tú nunca vuelves, y yo siempre pienso que un día te acordarás de mi, de nuestro amor, y tus caricias volverán a abrazarme por dentro, todos los sueños que nunca pudimos cumplir. Y estás aquí, ahora mismo. Pero estás lejos. Cuando te he preguntado que si me querías, me has dicho que no lo habías, y a la semana siguiente volvías a quererme. Pero cariño, ya no puedo más con tus borrascas sentimentales, y tus dudas sobre si eres capaz de aguantar mis defectos por encima de cualquier cosa. Y es que quien te quiere no te hace llorar, sino volar, y, mi vida, hace mucho tiempo que noto que ya no vuelas, o al menos, que ya no vuelas a gusto a mi lado. Y no sabes la angustia, los volcanes que explotan dentro de mi cuando pienso que cada día te pierdo un poquito más y no puedo hacer nada por evitarlo. 

Y es que fuiste y seguirás siendo mi lugar favorito para perderme, incluso cuando todo se tuerce entre nosotros, incluso ahí siento que te quiero más que a nada. Supongo que a eso se le llama ser una idiota enamorada, pero es que nunca he sabido amar de otra manera que no fuera dando todo lo que siento y tengo por la otra persona. Aunque lo único que tuviera fuera mi sonrisa y este corazón oxidado lleno de cicatrices, pero con ganas de amar y de ser amado.


Aunque eso suponga perderme eternamente y que nadie me encuentre. 


Tal vez sea tarde ya para volver a decirte que te quiero, pero no como se quieren en las películas románticas, sino de verdad. Que si pudiera quedarme a tu lado toda una vida, sin dudarlo lo haría. 


Pero te siento tan lejos… que hasta la esperanza ha perdido la esperanza de volver a verte sonreir.


Ojalá que algún día puedas perdonarme. 




Te quiero y siempre te querré.





Texto: Laura Ginés

No quiero entenderlo

El problema de escribir el presente es la facilidad de arrepentirse en un futuro de la visión que proyectamos, pero necesito desahogarme.

Sobrepasar líneas rojas con alguien a quien aprecias tanto implica que cuando las cosas van mal, no eres capaz de adoptar una postura que no lo beneficie.

Verás, no quiero entenderte, quiero cabrearme, sentir que eres lo peor, enfadarme y no querer hablar contigo. Quiero desear que te arrepientas y ser yo la que después olvide. Pero no puedo, no puedo evitar desear que tengas razón y que debas ser feliz junto a otra persona, no puedo evitar querer abrazarte y decirte que no te sientas culpable de que yo esté así. No puedo evitar comprender que las cosas simplemente salieron mal, no puedo evitar comprenderte.

Traspaso un ciclo de comprensión que tras rabia y tristeza vuelve a comenzar y no para. Sin embargo, solo puedo expresar con claridad, que aunque no entiendo nada y entiendo todo, que aunque me enfada que todo acabe y me alegra que esto nos haya hecho mejorar, que aunque no quiera ni verte y esté deseando abrazarte, contigo viví, vivo y quiero seguir viviendo la vida sea de la forma que sea.

Comprendería incluso que no entendieses estas líneas, parte de culpa es mi cabeza ilógica que no cuadra con tu sensatez, comprendería que no las entendiese nadie y aun así, a mi forma, es la mejor manera de sentir cada segundo de cada situación, sin cálculos, sin planes y con la mente abierta a entenderte aunque no quiera.