Adiós a los paréntesis


Aquí no vive nadie. Fantasmas de ojos rojos y lamentos carcomidos. Mis párpados cosidos, las pestañas confungidas de lágrimas, el metal áureo de mis costillas, la rosa que pierde un pétalo por los días en los que nadie me ama -ni si quiera mis manos-. Lo peor de que la soledad se meta por tu…

El beso de Judas


Eres la herida que sepulta mis ganas. Pero te quiero. Te quiero hasta volver fugaces mis miedos. Lo malo del amor es vivir en una nube con los ojos vendados y el corazón al rojo vivo, al descubierto y saltando a la pata coja en una cuerda floja, al borde de un paraíso que se…

Los finales felices no existen


En mis entrañas Ha vomitado mi corazón una alondra muerta, Su ira Su rabia, Sus dotes de artista del drama, El destino arañando mi espalda Como quien muerde un trozo de pan duro. Se muere Se excita de dolor la vida, Hipocresía en pleno movimiento, No tiene sentido seguir postrada en esta cama, Viendo cadáveres…

Este final nunca tuvo un cuento al que llorar


Se ha ido Lo sé, Mi prólogo lo ha vaticinado: Siempre sola, siempre lágrima apagada, siempre una extraña luz que alumbra las horas muertas. Y siempre tan perdida, Tan rota como un jarrón Que ha besado el suelo Tras un corazón corrompido Que de tanto llorar se ha vuelto una sombra Que no refleja su…

El humo de los recuerdos


La espina clavada en mi garganta, el veneno que dejó en mi lengua que se extendió por la tráquea que castigó mi respiración apretando con una cuerda mi cuello, que ahogó mis sueños en alcohol, mi estómago y sus mariposas de alas heridas, cuervos destrozando mi cabeza que no deja de pensar en tus besos,…

El veneno de las caídas sin fin


  Llevo veneno en la sangre, tal vez de algún mal amor del pasado, o de este presente escandinavo, un amor al cuadrado, un desamor que cristaliza en mis venas, vomito mariposas que antes revoloteaban sin permiso en mi estómago más ahora se han quedado sin alas, no son más que gusanos que se pudren…

Versos de una suicida


Maté tu nombre con la pólvora que quedó del último disparo donde tu recuerdo se desangró mientras mis lágrimas reían por todas las veces que lloraron de amargura, no existes, no vives, ya no me gritas desde dentro que soy la culpable de tus noches de pensamientos suicidas, no entorpecerás más mi camino, ni me…

Princesa de hielo


  Princesa de corazón congelado, reina en un palacio de diamantes que cortan como cuchillos afilados, alma de hielo que guarda fuego abrasador en su profunda soledad donde sobrevive alimentándose de la triste amargura que le provocan los recuerdos hirientes, siendo la lágrima que sin cesar pide a gritos que alguien la salve del dragón…

La gran estrella


Había una vez una estrella, allá, a lo lejos, en el firmamento, que brillaba en todo su esplendor y por las noches, alumbraba a los habitantes del planeta llamado Esperanza. Esa estrella, se alimentaba con los sueños de los niños y niñas que por las noches soñaban cosas alegres, y eran felices sin prejuicio alguno.…

Mis horas ya no llevan tu nombre


Las resacas causan mas tristeza todavía, por eso evito beber alcohol después de pensar en ti. Los monstruos del armario a veces no salen por miedo a los demonios que invaden nuestras cabezas. Los miedos que afloran en corazones malheridos a los que nunca se les ha dado una segunda oportunidad para dejar de sangrar,…