Etiquetas

, , , , , ,


image

Si te vas volverá la tristeza, volverán las noches sin luz, las luces llenas de oscuridad,
la oscuridad sin tus manos recorriendo mi espalda, anocheciendo Te Quiero’s en cada mirar.

Si te vas, nadie hará bailar mi alma, nadie hará reír a mis días, ni llenará mis noches de besos. Tampoco habrá más tardes de descansar abrazados escuchando a la lluvia llorar.

Si te vas, ya no habrá versos tatuados en el cantar de cada abrazo roto,
en cada lágrima que nace de esta caótica historia de amor.

Si te vas, y te llevas contigo los trozos de la mitad de nuestro cuento con hojas aún en blanco,
mi corazón cantará canciones ahogadas en el alcohol de algún bar de esta ciudad.

De esta ciudad tan gris que ya ha perdido sus colores,
de esta ciudad cubierta de inviernos en blanco y negro, llena de palabras mudas,
porque la primavera se ha pintado de dolor porque tú ya no quieres volver.

Y es que no sé aceptar que a veces es mejor dejar marchar un sueño antes de quedarte sin ninguno.
Que es mejor irse, antes que quedarte y llenarte de vacíos los abismos.

Si te vas, me recordarás, me recordarás cuando te hable la soledad,
y te haga ver que no existen estrellas en el camino que has elegido caminar.

Si te vas, si decides no volver jamás, si decides fundirte con el calor de otra piel,
recuérdame cuando no puedas revivir cada momento que pasamos felices juntos.

Si te vas y te vuelves veneno,
si te vas y descubres que tu cielo es demasiado oscuro,
si te vas y el miedo llena mi lado vacío de tu desierta cama.

Si me buscas y no me encuentras en todas esas fotos que aún guardas en la mesilla de noche,
recuérdame entonces cuando sientas que tus ojos se humedecen de momentos tristes.

Recuérdame si te vas y no encuentras mi nombre escrito en cualquier rincón de tu habitación,
Recuérdame si te vas y me echas de menos en las noches de verano.

Si te vas, recuerda lo que vas a dejar atrás,
Recuerda que ya no volaremos juntos, Que ya no tocarás el cielo cuando cierres los ojos.

Recuerda, cuando te hayas ido,todo lo que tuvimos, y lo que no tuvimos también.
Si te vas, no te olvides de llevarte contigo las cicatrices de todo aquello que acabamos perdiendo.

Como ese viaje a Barcelona, o como esas tardes en la playa, mirando al mar,
Como todos los amaneceres en el tejado de tu casa de campo que ya nunca volverán.

El amor nunca nos llega a matar del todo,
sólo nos deja con resaca las ganas de amar,
y nos llena de quizás la sombra de la nostalgia.

Así que, si te vas, y acaso decides formar parte de la ausencia,
si decides marcharte para siempre y para nunca, por favor,
llévate contigo el vértigo que me entra de sólo pensar en que ya sólo serás los suspiros que forman

las 35 brechas de mi cuerpo.

Espero que les haya gustado,

Saludos,
Laura.

Anuncios