Carta para nadie


Hola, me llamo Laura. Si, este es mi nombre verdadero, (No, no me llamo Nawin. Solo es un seudónimo sacado de una de las novelas de Laura Gallego García). Y me encanta (mi nombre, digo). De pequeña no me gustaba, yo quería llamarme Alicia, como mi madre, y la niña del cuento de Lewis Carroll.…

Rosa negra


Es curioso como una persona puede volver a tu vida después de años huyendo de ti y teniéndote en el olvido; después de olvidarse de tus cumpleaños e incluso de saludarte cuando te veia; y un día te habla, así, como de repente, como si nunca hubiera pasado nada, como si no hubiera habido herida…

Mentiras… ¿Y piadosas?


Creo que todo tiene un límite. El límite está en el punto en el que con tus acciones empiezas a hacer daño a otras personas. Las mentiras, por ejemplo. Puedes mentir por miedo a que te descubran y perder lo que "más quieres"; puedes mentir para no reconocer algo por mero orgullo, o una mentira…