Amnesia existencial


Vivía con un constante ajetreo, como caballos trotando por mi cabeza. Y repentinamente llegó un confinamiento, la parada de los caballos a beber y descansar. Recuerdos mudos volvieron a hablar. Tantos pensamientos desordenados pudieron volver a su lugar. Recuerdos de un pasado a veces tortuoso y a veces dulce… Esa necesidad de calma y paz……