images

 

Voy a desintoxicarme de ti,
Y después voy a deshojar tu infierno,
A dejarlo sin margaritas,
Ni pétalos.
Ni espinas.

No fuimos ángeles de alas rotas,
Yo fui mariposa,
Como mariposa yo volaba
Y danzaba,
Y un día llegaste tú
Y me volviste ciegas las alas.

Y desde entonces,
Odio,
Y desde entonces,
Fuego.
Y desde entonces,
Ya no hay lirios en mi jardín,
Y desde entonces,
Caos.

Cuanto cuesta abrir el corazón
Cuando tus ojos no utilizan la razón,
Y la mente se ha quedado sin visión.

No moriré de rodillas
Ni siquiera seré un verso trágico
Bajo las ataduras de una canción,
No lloraré miserables lágrimas
En un papel esculpiendo palabras de ira,

No caeré más bajo en este cielo gris,
No seré mas delirios en una copa de whisky,
No me arrodillaré ante tu agua helada
Ni dejaré que me vuelvas a empujar
A tu falso paraíso en carne viva.

Y si te digo que te quiero
No te pienses que va por ti,
Hace tiempo que pereciste
incluso en el doble fondo de mis recuerdos.

Y si te dicen que no te he olvidado,
No creas que aún vives en mis labios,
Fuiste la sangre de un pecho en llamas
Que se desgarraba por mis piernas.

Si sigues en mis fotografías
Es porque sólo así puedo recordarte:
Entre el olor de las cenizas de un papel viejo,
Y el perfume a flores muertas.

af39900061e23cbfd946962ab0c7769e

 

 

 

Poema: Laura Ginés.

Un comentario en “Las flores amargas

Deja tu humilde opinión, querido lector

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .