Eres la herida que sepulta mis ganas. Pero te quiero. Te quiero hasta volver fugaces mis miedos. Lo malo del amor es vivir en una nube con los ojos vendados y el corazón al rojo vivo, al descubierto y saltando a la pata coja en una cuerda floja, al borde de un paraíso que se derrite en llamas.
Todo lo que no nos mata nos deja más mudos.
¿Se puede querer a alguien tanto hasta desangrarte las costillas?
Me has visto ahogarme en mi propio miedo, me viste sangrar por la garganta, escupir ansiedad en lágrimas, ser mi propio mal. Pero nunca te importó, si así podías conseguir tan sólo un gemido de mí, orgasmo tras orgasmo, linchando mi piel con tus mentiras y promesas que al llegar la noche, se habían convertido en un suspiro incandescente de sal.
Y yo te seguía queriendo. Seguía intentando proteger la esperanza con gramos de algodón y almizcle. Te miraba y en tus abrazos se consumía el humo de tus palabras. Decías que me querías mientras pensabas en otros ojos, aún más verdes que los míos.
A veces lloro por las noches, también cuando miro mi espalda en el reflejo del espejo, y veo las cicatrices que dejan tus cuchillos cuando a mis ojos se les cae la venda. A veces me la quito por unos minutos, sólo para así ver la realidad que me hace vomitar flores muertas, flores de aquel jardín que también, a veces, riegas con tus besos de Judas. Luego me la vuelvo a poner, y te vuelvo a sonreír, a pensar que me siento dichosa por tenerte, por conseguir tus caricias, por creer que de verdad estamos viviendo nuestro futuro, mientras mi presente se carcome en un pasado sin ocaso.
¿Podemos amar aquello que nos quema las entrañas?
¿Qué hay después del vacío? ¿Qué hay después del final de todo?
Mira ese puente: ¿ves una chica vestida de blanco? Es mi cuerpo tirándose a la nada. Ya no hay cuerda floja, ya no hay promesas de cal ni lágrimas de barro. Sólo estás tú. Ahora si lloras. Ahora si sientes miedo. Ahora ya sabes que todo tiene un final.
La tristeza es una serpiente que se muerde la cola.

Texto: Laura Ginés.

Un comentario en “El beso de Judas

Deja tu humilde opinión, querido lector

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .