El Destino


Como cada mañana me levanté desorientado sin tener en cuenta la hora que era, y nervioso me dirigí a la cocina antes de empezar mis labores de desayuno. Mi mente me recordaba que el sueño de la noche anterior tenía mucha relevancia. Lo que me está pasando en la vida, no por menos dejar indicado que pasaría si realmente fuera así por un momento.

El ruido de la cafetera me hizo volver a la realidad y retirarme de ese pensamiento utópico. Cuando llegó el momento de terminar mis labores de desayuno, no era capaz de pensar en otro momento más crucial para el día que ese sueño insistente, que siempre afecta a mi vida por extraño que parezca.

Miraba el cielo azul sin dudar de que seguro ahí estaba mi respuesta, pues no sabía si la tenía delante de mí o por el contrario estaba fuera de mi alcance. Cogí el teléfono con movimiento burlón mirando entre todas las cosas que contenía, por si alguna vez recibiese algo que me hiciera darme cuenta de ese sueño influyente en mi destino.

Por extraño que llegara a parecer no conseguí tal veredicto, por el cual debe ser que la mente oculta mi designio. Que para mí resulta inasequible, como pájaro que come pan en mano y después se echa a volar.

 

Esta entrada es de Dyno el Doctor.

 

Blog de Dyno el Doctor: http://dynolupa.blogspot.com.es/

Anuncios

2 respuestas a “El Destino

Deja tu humilde opinión, querido lector

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s