Mientras tu pelo crece y lo mueve el viento, yo vislumbro recuerdos a través de mi ventana…

En un día de lluvia contemplando las gotas que se deslizan sobre el cristal y lo acarician…no puedo olvidarte ni en sueños.

Soñé que trataba de esconderme ante tu llegada y no encontraba lugar.

Soñé me había colado en tu casa pero no me atrevía a pasar de la entrada.

Sentimientos contradictorios nieblan el mundo y nacen los truenos, la lluvia acompaña la melodía…

Esta noche he soñado contigo, con tu voz, con mis nervios…

Seamos delfines, disfrutemos de cada instante, disfrutemos de la lluvia que nos trae tantos recuerdos!

 

Anuncios