Por mi hombro se desmayaba una tímida lágrima roja…

Signo de desesperación pacífica, de un terror enclaustrado…

Refugiándome en las letras de una absurda canción no podía soportar la impotencia de la pasividad explícita.

Somos de misterios profundos…de sorpresas insólitas…pero muchos ven una superficie y creen que eso es toda una persona…

La complejidad del mundo es mucho más bella y con sentido del absurdo de las normas insensibles

Cuando ves la miseria humana, el egoísmo, todo tu mundo se congela en una sublimación inversa…

Depresiones, esquizofrenias, psicopatías, ansiedades…mordiendo la manzana del odio… donde enfermedad y trastorno se entremezclan para cocinar una única salsa.

Pero el mundo es bello en medio de tanta confusión chocante y adversa…es bella en cuanto hay un pequeño y humilde perdón, en cuanto hay generosidad…

En medio de tanta tragedia la bondad es sublime, es un canto sin final, es la esperanza que te ensancha el corazón y te hace ver que hay remedio en cuanto al ISIS, hay remedio para aquellos que pinchan las inestables barcas de los refugiados con bebes y mujeres a punto de dar a luz…de gente que lo ha perdido todo y lo único que quiere es vivir en paz, sin bombas…

Porque hay quienes escondieron a judios de los nazis y quienes arropan a una niña siria…

 

Anuncios