Mientras un duro sentimiento me invade un elocuente río baja dulce por mi cara… La vida misma de quien es diferente, de quien sigue siendo un círculo y no cabe en un hueco cuadrado…

Mirando los clavos de un cuadro que acariciaban el cuerpo atravesado por el dolor de una bella cejijunta percibí que la propia realidad es surrealista…

Tan parecida a Dalí esa columna rota… ¿surrealista?¿quizá?

El dolor, la peculiaridad construyen lo sublime! qué sería del mundo sin esto?…

La catarsis ha venido a visitarnos…

“Pinté mi propia realidad”

“Yo soy el surrealismo”

Cuando la locura es levantarse cada día en un mundo con espinas invisibles…

 

Anuncios