Etiquetas

, , , ,


Hoy miro atrás, y me doy cuenta de que ha habido pocas personas especiales en mi vida. Y también he descubierto que se puede querer a alguien en la distancia, que no importa la presencia, porque esté o no esté a tu lado todos los días, le vas a seguir queriendo. Que un recuerdo puede doler, puede matarnos por dentro… O también puede ser algodón para las heridas.
Me he fijado en la manera que tienes de hacerme reír con cualquier tontería y he llegado a la conclusión de que no hay nadie como tú. Nadie que tenga tu risa ni tu sonrisa, nadie que pueda con un sólo abrazo, salvarme la vida y los sueños. Que no hay nadie que consiga hacer de mis lágrimas un bello paisaje y conseguir mitigar mi dolor, convertirlo en pequeños campos de margaritas. Que consigues convertir mis días grises de lluvia, en días llenos de colores.
 
Tú eres el que consigue borrar de mi cara la tristeza; eres el que siempre hace feliz a los demás, aunque tú estés peor, aunque tengas tantas ganas de llorar que el corazón te se llene de espinas y de flores marchitas. Eres el que nunca se rinde, aunque muchas veces tengas ganas de tirar la toalla.
Dices que no eres tan especial, pero tal vez sea porque nadie nunca te ha hecho cerrar los ojos y mirar dentro ti mismo. Que si te vieras como te veo yo, con mis ojos; te sorprenderías al ver que estas lleno de luz.
Sigo pensando que como tú ninguno, y no te atrevas a negarlo. Que sabes perfectamente que eres una isla perdida en un infinito mar de coral, con su tesoro pirata. Pero ni todo el oro del mundo se podría comparar contigo.
Eres más que eso. Así que no te rindas.
No cambies, querido amigo.
Y no olvides nunca lo mucho que te quise y te quiero. No olvides que en tus manos está el cumplir tus sueños o desfallecer en el intento. Pero eres grande, muy grande, tanto como la torre Eiffel o el Empire State. Eres grande porque en tus labios se podría construir un planeta entero nuevo, con la esperanza de un mundo mejor. La chica que consiga besarte el alma, debería saber que es muy afortunada de poder hacerlo, cuando otras nunca tendrán la oportunidad. La oportunidad de formar, junto a ti, el caos más bonito del universo. Y ser mar, nube y estrella. Rosa, sol y luna. Y bailar bajo la lluvia al son de cálidos besos. Y recorrer, con la punta de los dedos el desierto que hay en tu piel.
Y escribir -bajo el cielo iluminado de luceros- historias con caricias debajo de las sábanas mientras, nuestras manos crean un nuevo hogar.
Espero que ahora entiendas porque formas parte de mi poesía. Porque eres el sol que todo firmamento querría tener en su cielo.
Todavía recuerdo cuando, en las tardes de los viernes, al final de la semana, tras duros días sin vernos, corríamos a darnos un abrazo con beso incluido, como si el mundo se fuera a acabar en ese preciso instante, con la pasión acumulada, y con un << te he echado de menos >> entre medias de tanta alegría. Que tiempos aquellos en los que reíamos hasta hartarnos, sin el miedo al ridículo o al que decir de las demás personas.
Ya ves… A mi los recuerdos también me acorralan a menudo y traen consigo nostalgia y lágrimas, aprisionando a este corazón lleno de grietas y cicatrices.
Aún me da vértigo mirar dentro de mi, por si sigo encontrándome con el mismo abismo de siempre, aquel que aparece justo cuando empiezo a recordarte.

Dedicado a esa personita especial que piensa que no lo es… Pero que para mi es mi mejor amigo, aunque él crea que no lo merece.
 
Te quiero mucho, no lo olvides nunca.
Espero que les haya gustado,
Saludos,
Nawin.
Anuncios