Claudio, el nieto de Libia, mujer de Augusto, ¿era tonto?
¿Y qué  persona diferente no es considerada como tal?
Cuándo algo escapa a nuestra comprensión, nuestra falta de inteligencia, quizá desconocimiento pasivo… nos lleva a considerar a alguien tonto.
Esto es una espada que  se clava en la autoestima, impidiendo la movilidad de acciones…
Pero también te protege contra toda competitividad, llegando a la meta sorpresivamente, ganando la carrera, ganando el mayor de los triunfos.
Entonces la desconsideración dará paso a las falsas alabanzas, pero ya será demasiado tarde ahora se ríe el verdadero triunfador, que siempre aceptó  a todos con inteligencia y amor y fue el más feliz a pesar de los sudores, pero supo pasar página y no parar de caminar…

image

 

Anuncios