Etiquetas

, , , , , , ,


image

Hoy un año más, estoy encantada de poder felicitar a una de esas personas que a pesar de que haya pasado el tiempo, haya habido distancia de por medio después de estos 2 años, y las cosas hayan cambiado, sigue al pie del cañón.

Quería dedicarle esta entrada porque hace un mes le prometí que un día le regalaría una entrada en este blog, como agradecimiento a estos dos años de amistad. Porque nos parecemos en lo malo y en lo bueno, solo que él tiene más de bueno que de malo y yo en cambio todo lo contrario. Porque es una de las personas en las que puedo confiar plenamente porque sé que no me la va a jugar, porque su mirada está llena de sinceridad. No hay nadie en este mundo que se merezca más un abrazo que él. Porque sigue escuchándome cada vez que necesito desahogarme, y sigue dándome los mejores consejos, porque es mi calma en plena tempestad.

Lo cierto es que le hecho de menos. Por los kilómetros que nos separan. Aunque puede que sea esa distancia tan enorme la que hace que tenga más ganas aún de volar a su lado, de abrazarle y de estar con él.

Aunque no solo quería felicitarle; sino, además, darle las gracias. Por aguantar mis depresiones, mis lágrimas, y mis nervios a flor de piel. Por tener siempre palabras bonitas que dedicarme, por la paciencia y porque podría pasarme horas escuchándole, porque sabe que aunque no esté presente le tengo en mi mente, y puede acudir a mí las veces que quiera y lo necesite. Porque no tengo ni un mal adjetivo para describirle.

Una persona que te hace sonreír por nada o por todo, ya es alguien importante en la vida de la otra persona.

Y puedo afirmar, con toda certeza, que soy la mujer más orgullosa del mundo por poder abrazarle a día de hoy y dedicarle un año más un Feliz Cumpleaños, por sus veintidós años, pero sobretodo felicitarle por dejarme seguir a su lado, a medida que pasan los años.

image

 

Saludos,
Nawin.

Anuncios