Etiquetas

, , , , ,


image

Todo lo que yo quiero es que todo vuelva a ser como antes. Como antes de la tristeza. Como antes de todo y antes de nada. Como antes de su adiós. Todo lo que yo quiero es sinceridad.

Que estoy muy cansada de mentiras, de falsas ilusiones, y de sonrisas ocultando un corazón desgarrado. Todo lo que yo quiero son caricias cuando las cosas vayan mal; y una sonrisa cuando tenga ganas de llorar, o un “venga, que tu puedes con todo” cuando tenga ganas de tirar la toalla y de rendirme. Que lo que yo quiero son abrazos por la espalda, y pic- nics en el jardín del parque de la esquina, buscando formas rocámbolescas en las nubes. Todo lo que yo quiero es poder arrancar sonrisas a unos ojos tristes y enrrojecidos de tanto llorar. Porque sé lo que se siente cuando te destrozan el alma y se crean miles de vacíos asfixiantes en tu interior. Por eso, todo lo que quiero es que alguien venga a coserme y a arreglarme; y que me deje hacer lo mismo con él.
Quiero un corazón roto para poder mimarlo y curarlo de soledad y que hagan lo mismo con el mío. Aunque ya me han roto tantas veces por dentro, que no sé si existirá suficiente hilo, (y paciencia) para coserme entera.

Que todo lo que quiero es un “¡Cariño, te he echado de menos!” cuando llevemos horas sin hablar, o días sin vernos. Quiero a alguien a quien abrazar porque si, tirarme en el sillón a ver una película teniendo que soportar el acabar viendo siempre su favorita tan solo para verle feliz. Todo lo que yo quiero es encontrar a alguien que haya pasado por lo mismo que yo. Alguien que sepa lo que es llorar hasta desangrarse el alma por esa persona que se ha ido para siempre de su vida; alguien que haya sufrido un desengaño y aún así haya intentado seguir hacia adelante, o que sepa lo que es sentirse vacía, o destrozada, sentirse machacada y desquebrajada. Todo lo que quiero es a alguien que no juegue con mis sentimientos, ni que me trate con desconsideración. Quiero a una persona incapaz de hacerme daño a caso hecho. Esa persona no puede ser de mente agresiva y palabras como metralla. Tiene que derrochar luz con cada mirada que me regale. No se si estoy siendo muy exigente, pero tengo el corazón tan espinado, que me sangra con cada paso que doy. Siento sus latidos quebrados de tantos golpes con la realidad. Y no sé si aguantará otra rosa marchita más, o se volverá inservible para siempre. Quiero a alguien que se atrinchere dentro de mí y que no se vaya nunca. Alguien que se quede y llene mis inviernos grises de mariposas de colores, y vea que soy algo más que lágrimas, heridas y cicatrices.

Que todo lo que quiero es a alguien que cuando yo quiera irme, me agarre y no me deje marchar. Alguien que me haga ver que merece la pena seguir luchando. Porque a veces me da miedo mirar dentro de mí y ver que sigo igual de vacía que siempre, y lo difícil que es llenarme.

Todo lo que quiero, es que alguien me dé motivos para quedarme a su lado, y al mismo tiempo ser yo el motivo de su eternidad.

image

 

Fotos y Texto de: Laura Ginés.

Saludos,
Nawin.

Anuncios