Etiquetas

, , ,


image

“No quiero un hotel caro, no quiero ser una princesa que le dura la corona una noche. Yo no valoro el dinero, yo valoro la intención. A mi lléname de palabras sinceras, que mentiras ya he escuchado muchas a lo largo de mi vida. Hazme promesas pero solo si estás seguro de que las vas a cumplir, si no cuéntame un cuento con ellas, y llámalas fantasías. Tú me estás dando lo mejor de ti y yo lo guardo dentro de mí, en el fondo de mi corazón, donde solo el que sepa descifrar los latidos del corazón podrá entender tus palabras, y tus sentimientos a flor de piel. Que las mejores personas somos las que solemos salir peor paradas en la vida, y encima todavía tenemos que cargar con malas miradas, cuando lo único que pedimos es un poco de amor, una sonrisa al salir a la calle, y unos buenos días. Que me vas a contar a mí, diciéndome que tienes corazón, si se con perfección, que eres un dulce que con el tiempo se fue quedando amargo. Un dulce que yo no me puedo permitir, pero que tu puedes ofrecer a quien realmente creas que te vaya a hacer feliz. Cuando un corazón se rompe suelen poner un ejemplo… el de tirar un baso al suelo, y luego reconstruirlos recogiendo todos los pedazos y pegarlos uno por uno encajándolos. Yo no reconstruyo en corazón, yo construyo uno a base de aguja y algodón, y cada vez que me hacen daño, le coso una cicatriz en el torso, y cuando ya no entran más, lo tiro, y entonces me pongo a coser uno nuevo, con la  condición de empezar una nueva vida, como la que te toca vivir a ti a partir de ahora. Que te remuevan el corazón esta bien, que te lo agiten de vez en cuando, para que sientas que sigues vivo en esta vida, pero con la precaución de que no te afecte demasiado y de que las ilusiones no te hagas caer en picado. No soy perfecta, en absoluto, tengo tantos defectos que contarlos es imposibles, aceptarte tal y como has sido, eres y serás, mirar en tu interior… debería de hacerlo todo el mundo, así que quien no lo haga, es él que se esta perdiendo conocer a una persona maravillosa a punto de salir a conquistar al mundo entero. Así que ellos son los ingratos, no yo la perfecta.”

Texto: Anónimo.

Saludos,
Nawin.

Anuncios