Etiquetas

, , , , , ,


image

Estoy en ruinas. Mi alma se cae a trozos con el paso del tiempo. Mi corazón es un desierto inhabitable, un pozo sin fondo. Esta lleno de oscuridad, ya que no hay nada que lo ilumine. Supongo que porque me haces falta tú. Porque no hay nada más difícil que vivir sin ti. Es que ya me había acostumbrado a recorrer con mis dedos tu espalda, y luego a llenarte de besos hasta llegar a tus labios. No es que mi felicidad dependiera de ti, solo que tu hacías que esa dicha se hiciera más grande. Que complicado es esto de querer en la distancia… De no poder acabar una discusión con cosquillas y una guerra de almohadas.

Me has querido en tiempos records, y me asusta saber que de la misma manera vas a desaparecer. Dices que no te irás nunca, pero yo sé que sí. Todos lo hacen. Todos se van. No he sido nunca un lugar habitable para que se quedaran a vivir. Pero los demás no eran como tú. Tu eres diferente. Lo has sido siempre. Un palacio a media noche, un castillo en lo alto de una colina, un atardecer visto desde el mar. Una historia sin final. Supongo que ahora me tocaría aguantarme, que merecería perderte, pero lo cierto, es que no me imagino un para siempre ni disfrutando un te amo eterno al lado de ningún otro hombre que no seas tú. No me imagino viendo un amanecer con las caricias de otro, ni tampoco volando al lado de alguien que no seas tú con tus alas color paz.

Y es ahí cuando me cuestiono si te volveré a ver. Si algún día nuestros caminos se volverán a juntar, o si por el contrario esto es un adiós para toda la vida.

Sé que te lo dije pocas veces, pero daría lo que fuera por volverte a abrazar. Por sentir tu cariño en forma de besos en el cuello. Se que fui una tonta orgullosa, pero si ahora me concediesen un deseo, sería volver a ser el poema más bonito de tu vida. Podría llenarte de canciones el cuerpo entero. Seríamos felices. Muy felices. Hasta podríamos irnos a vivir a un lugar apartado de toda maldad. Crear un mundo nuevo juntos, a base de caricias bajo el mar. Cerrar los ojos, y dejarnos llevar.

La soledad y el silencio no se disfrutan igual si no es a tu lado.

Te debo demasiados te quiero’s, y créeme si te digo, que te voy a echar mucho de menos.

 

Saludos,
Nawin.

Anuncios