Etiquetas

, , , , ,


image

Quiero un mundo nuevo. Un mundo sin terrorismo. Un mundo sin injusticias. Un mundo donde lo principal sea el respeto al prójimo. Donde ser diferente no sea un defecto, sino una virtud. Un mundo donde sea más importante la sonrisa de un niño feliz, y no un simple trozo de papel o de metal que ejerza desigualdades entre todos los seres vivos.
Quiero un mundo sin humos, sin gases tóxicos. Un mundo sin contaminación. Quiero un mundo que tenga variedad de especies animales y vegetales.
Quiero un mundo… Y quiero un país.

Un país sin pobreza. Un pais sin violencia. Sin diferencias económicas entre unas personas y otras. ¿Es tan difícil? ¿De verdad es tan complicado llevarse bien los unos con los otros? ¿Que importancia puede tener una simple caricatura, para que se pueda llegar a matar a 12 personas que solo hacían su trabajo? ¿Dónde queda la libertad de expresión? ¿Dónde se ha quedado el respeto? ¿POR QUÉ? ¡¡NO LO ENTIENDO, LEÑE!!

Este mundo se esta volviendo LOCO. Bueno… No. El mundo, no. Los que nos estamos volviendo locos somos nosotros, los humanos. Yo puedo llegar a entender que a una persona le moleste que insulten a su religión, ¿a quién no? Pero, ¡¡narices!! ¿Hay que llegar al extremo de MATAR a 12 personas por un simple DIBUJO ABSURDO? ¡¡Cuánto fanatismo, por dios.!!
Aún así, creo que ambas partes han sido culpables de dicho atentado. Los de la revista de humor, y los musulmanes. Los primeros, por hacer una caricatura de Mahoma (a mi vista, una tontería, pues es un simple dibujo, con la única intención de crear humor), pero sabiendo que ya habían sufrido amenazas por parte de los terroristas… ¿A quién se le ocurre? ¿No había otra forma de hacer las cosas que no fuera provocar? Y los segundos, porque, como ya he dicho antes, es un dibujo. SOLO un dibujo. Yo he leído revistas y periódicos en España con viñetas y caricaturas “metiéndose” con los reyes de España, y con la iglesia Católica, y nadie ha ido matando ni poniendo bombas a diestro y siniestro contra los periodistas y / o dibujantes. Y no digo que no sea una ofensa, pero es que si todo hubiera que tomárselo tan seria y negativamente, ¡jopetas! Seriamos una panda de amargados.

image

¿Tan difícil es que nos respetemos los unos a los otros? ¿Por qué hay que ser tan radical? ¿Por qué no poner un punto intermedio, en vez de llegar a los extremos?

Y luego están los que les da por generalizar. Como les detesto. Es lo que peor llevo de todo esto. Sí. Odio las generalizaciones y los malditos estereotipos que calan en la mente de esta sociedad. Que si “todos los musulmanes son terroristas”, que si “todas las mujeres somos unas zorras” (anda que no he oído veces esa dichosa frasecita), que si “todos los hombres son unos cabrones aprovechados”, o que “los gitanos son todos unos ladrones..” etc etc. No lo entiendo. Yo he tenido amigas musulmanas, y desde luego, ninguna era terrorista, ni tampoco sus familiares. He conocido a una chica gitana, en el voluntariado en el que formo parte de mi antiguo instituto, y os aseguro, que de ladrona tiene poco. Mis mejores amigas son mujeres.. Y ninguna de ellas son “guarras” ni tampoco van poniendo los cuernos a sus parejas. También tengo amigos, (no muchos, pero los tengo), y ninguno son “capullos”. Es más, son muy buena gente.

image

Lo que quiero decir es que, el mundo no podrá ir a mejor mientras no sepamos ver que nada es lo que parece. Que los prejuicios y los estereotipos son tan malos que pueden llegar a hacer mucho daño a cualquier ser humano. Que todos tenemos el derecho y la obligación de respetar y de ser respetados. Y NADIE, absolutamente NADIE, puede negarnos dicho derecho.

 

“Si la violencia solo genera más violencia es obvio que las injusticias también causan acciones injustas” ( Cancerbero)

 

Saludos,
Nawin.

Anuncios