Poder decir que a ti te pasó lo mismo es la mejor manera de comprender a alguien. Por eso, hasta del sufrimiento podemos sacar cosas buenas.
El sufrimiento es una bola que cada vez se hace más grande, pues del árbol caído todos hacen leña.
Pero luego hay gente especial que sabe tratarte como necesitas en una situación así. Esto es porque no le da miedo exponer su corazón, porque sabe que el amor no se agota sino que se multiplica al ofrecerlo y que es la medicina más poderosa para el alma.
Quien sufre es capaz de comportarse de una forma que nunca habría imaginado, pues el odio hacia una persona que ya está herida es como echarle sal en sus heridas y el más mínimo desprecio que la hagamos es como si fuésemos unos torturadores de almas débiles y lo peor es q no nos damos cuenta…

Pero la ignorancia no sirve de escusa, pues el mal que hacemos no deja de existir!
Además, muchas personas si ven a alguien diferente o demasiada buena persona ya le discriminan, ya sospechan.
Ignorais que vosotros también sois diferentes en determinados círculos? Y luego a la gente que sí es falsa la abrazareis con premura y os atacará por la espalda..
Tanto sospechaus inocentes…quien más os quiere es despreciado por vuestros corazones, ya no vale el lamento!
Poneos en el lugar de los demás! Y amad siempre amad, para que el odio no crezca, para que el odio no gane la batalla! Pues todos necesitamos amor para curarnos del odio!

image

Anuncios