No es lo mismo estar unidos y luego alejados que, estar alejados, luego unidos y finalmente rotos.
No es lo mismo hablarle a una pantalla con las manos, que a tus ojos con la boca.
No es lo mismo esperarte meses, que esperarte días.
No es lo mismo lanzarte un beso desde 600km, que lanzártelo a 6 cm o directamente, que el beso roce tus labios.
No es lo mismo echarte de menos sabiendo que volveré a verte, que echándote de menos para siempre.
Sabiendo que no tendré la valentía de volver a hablarte o enviarte algún mensaje y menos con alguna felicitación.

image

Siempre recordaré tu cumpleaños y no podré felicitarte.
Me acordaré de aquellas risas, aquellas cosquillas que me hacías y aquellos abrazos tan cómodos en la cama, donde entrelazábamos las piernas para estar más juntos.
Tendré en cuenta aquellos detalles que siempre me hacías aunque no pueda recordarlos todos, pero, sé que serán los suficientes para que todavía perdure ese buen pensamiento sobre ti.
Contigo fueron especiales miles de aventuras, aunque no todas salieran como esperábamos.
Contigo la mayoría de las veces sonreía sin necesidad tenerte físicamente a mi lado.
Contigo compartí miles de ideas, pensamientos y sueños.
Contigo no todo fue un camino de rosas, a veces se desviaba hacia el bosque de espinas, pero siempre supimos como volver a encontrarlo.

image

Contigo tenía más confianza que con otras personas.
Contigo aprendí mundos nuevos.
Contigo hice cosas maravillosas de las que no me arrepiento de haberlas hecho.
Contigo elegí mi dirección y no fue tan mal como imaginé alguna vez.
Contigo sentí muchas sensaciones que no había experimentado.
Contigo fueron tantas cosas que no las olvidaré tan fácilmente.

Y por eso, contigo duele más.

Anuncios