Carta de un desconocido


Desde el día que clavaste tus fulminantes ojos en mi pobre corazón inocente, no respiro sin desear tú cariñosa presencia que se escapa a cada segundo… junto a los latidos de mi vida…
Sales huyendo…y aunque no te conozco me duele…porque sin quererlo te quiero.
¿Qué tengo que no te guste? ¿Qué me falta para que me quieras?
Este amor me quema y cuando siento un alivio porque voy a verte, los centímetros físicos son kilómetros y kilómetros de tú corazón al mio…
¿Porque decidiste enamorarte de ese otro que no te quiere? Que sólo juega contigo…
¡¡Yo te daría la Luna pero ahora me la guardo para esa bella dama con la que ahora he quedado!!
Y mientras…mientras tú seguirás deseando besos, deseando caricias…imposibles…y tú corazón permanecerá solitario…y ya será tarde, sólo tú bastón acompañará tú camino al Hades…por empeñarte en un amor imposible del que no puedes escapar…ni yo tampoco… ¿por qué no se jubila cupido que ya no sabe atinar?
Aceptaré sólo verte en el recuerdo de una primera ilusión mientras beso otros labios que no saben a ti…mientras los tuyos se van agrietando
¿Y por qué?
¡Porque la vida es así! Pero por haberte conocido fue bonito vivir, aunque acabaste con mis lágrimas y agitaste mi corazón dejándolo estallar ante tú amistosa indiferencia…

image

Anuncios

Deja tu humilde opinión, querido lector

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s