Ya había terminado mi redacción trágica de historia del pensamiento, descansaba tranquila antes de pasarlo a limpio.
Pero al volver del descanso advertí que me faltaba una hoja. En ese momento la presencia de las demás no me satisfacía, pues sin esa hoja, llamada 3, no se entendería mi redacción.

image

La busqué por todas partes corriendo de un lado para otro inquieta. Pero, al fin, logré pararme a pensar, y en mí pensamiento y reflexión surgió el recuerdo de que la llamada 3 estaba detrás de la llamada 4.
Cuántas veces buscamos fuera lo que está en nosotros mismos.Quizá por estar tan cerca nos pase desapercibido o por estar acostumbradas lo damos por sentado.

 

Anuncios