La hoja perdida


Ya había terminado mi redacción trágica de historia del pensamiento, descansaba tranquila antes de pasarlo a limpio.
Pero al volver del descanso advertí que me faltaba una hoja. En ese momento la presencia de las demás no me satisfacía, pues sin esa hoja, llamada 3, no se entendería mi redacción.

image

La busqué por todas partes corriendo de un lado para otro inquieta. Pero, al fin, logré pararme a pensar, y en mí pensamiento y reflexión surgió el recuerdo de que la llamada 3 estaba detrás de la llamada 4.
Cuántas veces buscamos fuera lo que está en nosotros mismos.Quizá por estar tan cerca nos pase desapercibido o por estar acostumbradas lo damos por sentado.

 

Anuncios

3 respuestas a “La hoja perdida

  1. A mi me sucedió algo parecido. Me robaron un móvil en el que tenia una nota importante, un trozo de texto que creía irrelevante, me angustie muchísimo pensando que ya no podría escribir nada que se le pareciera hasta que me calme y me di cuenta de que estaba en mi interior, solo tenia que volver a copiarlo de mi mente. Nunca hay que perder la esperanza, el nuevo texto que escribí quizás no sería exactamente el mismo que me robaron, pero tenía los mismos genes. De alguna forma lo había recuperado.

    Me gusta

Deja tu humilde opinión, querido lector

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s