Etiquetas

, , , ,


image

Otra vez e vuelto a soñar contigo. Y otra vez fue bonito soñarte. Sentirte a mi lado, aunque solo fuera por unos minutos. Pero no lo fué tanto al despertar. Así que, vete. Vete ya de mi mente y de mi corazón. ¿No tuviste bastante con irte de mi vida? Si te vas a quedar, quedate entero. No por trozos de luz y de sombra. Pero si te vas, vete al completo. No te dejes nada. Ni un solo recuerdo. Ni una sola caricia. Llevate tus sonrisas, tu sarcasmo, tu ironía, tus abrazos. Llevate las palabras, los gritos, los besos, los deseos. Llevate todo, menos mi corazón y mi cariño. Devuelve lo que me robaste aquella tarde de verano.

¿Dónde estas? 

Deja de aparecer en mis sueños. Ahí pareces tan real que puedo hasta tocarte con la punta de mis dedos. Pero luego te desvaneces y vuelvo a quedarme sola. Sola, como siempre. Y la soledad duele porque no estas para acompañarme, para romper el silencio con tus chistes malos. Vete. Vete ya de una vez. Deja que los rios de mi vida vuelvan a su cauce. Que el sol derrita la nieve y el hielo que existen dentro de mí. Ya es hora de que llegue mi primavera. No es justo que te hayas ido y te hayas dejado todo aquí. Que me hayas desordenado entera y ahora no sepa como ordenarme. No es justo porque sé que te has ido para no volver, y eso duele demasiado. Te has llevado la rosa y me has dejado las espinas.

Nos hicimos la guerra y no el amor. Lo matamos sin darnos cuenta. O tal vez es que no quisimos darnos cuenta. Nos matamos mutuamente. Nos quemamos hasta quedar abrasados. Nos ahogamos en nuestros propios miedos. Cerramos los ojos a la realidad.

image

Y así hemos acabado. Ciegos, rotos, y sin aire.

Saludos,
Nawin.

Anuncios