Etiquetas

, , , , ,


image

“Y una lágrima empezó a recorrer su mejilla derecha, una lágrima brillante como una estrella. Una lágrima que dejaba ver una gran tristeza, un gran sufrimiento.

Lloraba al ver la devastación y las consecuencias de la guerra en su pequeño pais. Lloraba por la de miles de muertos, de personas inocentes asesinadas en aquella absurda guerra. ¿De verdad era necesario todo esto? Sí, debe de ser que para el gobierno de su pais, si lo era.

Pero a la vista de una niña pequeña, aquello era una atrocidad (como todas las guerras), y no  alcanzaba a entender los motivos de aquel horror. Miraba a su al rededor, y solo encontraba sangre de gente inocente, casas y edificios en ruinas, gente que se había quedado sin hogar por culpa de aquella guerra, pero sobretodo, la ira, el odio y la tristeza, y un silencio mortal dominaban aquel lugar al que ya no se le podia llamar ni ciudad. La guerra se había acabado y la pequeña niña estaba asustada y no encontraba ni a su hermano mayor ni a sus padres. Puede que también formaran parte de aquella montaña de cadáveres calcinados.

La ciudad entera se había convertido en un amasijo de piedras, polvo y ladrillos, mezclados con la sangre y la de miles de cuerpos que yacían sin vida amontonados y  también esparcidos por el suelo.

Una lágrima calló de sus ojos  azules meláncolicos, recoriendo su sucia pero blanca piel para estrellarse contra el suelo”.

image

Texto: Laura Ginés.

Esta historia está inventada por mi, sin embargo está basada en todas esas personas inocentes que, a lo largo de la historia del mundo, han perecido en todas las guerras que de las que se tiene noticia hasta hoy. Este cuento, está escrito en memoria de los niñ@s de la guerra, porque por desgracia, son los que peor lo pasan.

“La guerra es una masacre entre gentes que no se conocen, para provecho de gentes que si se conocen pero que no se masacran.”Paul Valéry (1871-1945) Escritor francés.

image

Saludos,
Nawin.

Anuncios