“Los tres amigos”- (Esopo)


.BIOGRAFÍA.

(S.VI a.C.) Fabulista griego. Pocos datos existen sobre la biografía de Esopo, y ya en la época clásica su figura real se vio rodeada de elementos legendarios.
Según una tradición muy difundida, nació en Frigia, aunque hay quien lo hace originario de Tracia, Samos, Egipto o Sardes. Sobre él se conoció una gran cantidad de anécdotas e incluso descripciones sobre su físico recogidas en la Vida de Esopo, escrita en el siglo XIV por Planudo, un monje benedictino, si bien es dudosa su validez histórica.

Así, se cuenta que Esopo fue esclavo de un tal Jadmón o Janto de Samos, que le dio la libertad. Debido a su gran reputación por su talento para el apólogo, Creso le llamó a su corte, le colmó de favores y le envió después a consultar al oráculo de Delfos, a ofrecer sacrificios en su nombre, y a distribuir recompensas entre los habitantes de aquella ciudad. Irritado por los fraudes y la codicia de aquel pueblo de sacerdotes, Esopo les dirigió sus sarcasmos y, limitándose a ofrecer a los dioses los sacrificios mandados por Creso, devolvió a este príncipe las riquezas destinadas a los habitantes de Delfos.

Éstos, para vengarse, escondieron entre los equipajes de Esopo una copa de oro consagrada a Apolo, le acusaron de robo sacrílego y le precipitaron desde lo alto de la roca Hiampa. Posteriormente se arrepintieron, y ofrecieron satisfacciones y una indemnización a los descendientes de Esopo que se presentaran a exigirla; el que acudió fue un rico comerciante de Samos llamado Jadmon, descendiente de aquel a quien Esopo perteneciera cuando fue esclavo.
Lo que sí parece cierto es que Esopo fue un esclavo, y que viajó mucho con su amo, el filósofo Janto. Las fábulas a él atribuidas, conocidas como Fábulas esópicas, fueron reunidas por Demetrio de Falero hacia el 300 a.C. Se trata de breves narraciones protagonizadas por animales, de carácter alegórico y contenido moral, que ejercieron una gran influencia en la literatura de la Edad Media y el Renacimiento.

image

.Los tres amigos.

“Un hombre tenia tres amigos: su dinero, su mujer, y las buenas acciones. Estando a punto de morir, los mandó llamar para despedirse de ellos.

Al dinero, que primero se presentó, le dijo:
_¡Adiós! Me muero.
_¡Adiós! -le contestó el dinero-, cuando hayas muerto, haré que alumbre un cirio por el descanso de tu alma.

Llegada la mujer, se despidió, y ella le prometió acompañarlo hasta la tumba.

Por último, se acercaron las buenas acciones.
_¡Me muero! -les dijo agonizante-. ¡Adiós!
_No nos digas adiós -le respondieron ellas-. Nosotras no nos apartaremos de tu lado, si vives, viviremos, y si mueres, te acompañaremos en la otra vida.

Muerto el hombre, su dinero le dió un cirio, su mujer le acompañó hasta la tumba, y sus buenas acciones, le acompañaron aun después de muerto”.

“El bien se siembra en el suelo, y se cosecha en el cielo”.

image

Esta fábula, de Esopo, demuestra que, todo lo que hagamos, tanto lo bueno, como lo malo, nos acompañara siempre, aun después de muertos, todo lo que emos hecho, nos seguirá.
Por eso opino que, cuanto más buenos seamos, y cuanto más ayudemos a los demás, de ahi vendrá nuestra “fama”. Si emos sido malas personas,y solo emos causado dolor, la historia nos recordará como personas ruines, viles y sin corazón alguno. Por lo contrario, si intentamos, bajo toda responsabilidad, ayudar a los demás, y hacer el bien, se nos recordará como personas que siempre intentaron hacer de este mundo, un lugar mejor para vivir y convivir con todo lo que nos rodea.

image

Espero que les haya gustado. Ya saben que pueden comentar y dar su opinión siempre que quieran. Yo responderé lo antes posible.

Un saludo,
Nawin.

Anuncios

6 respuestas a ““Los tres amigos”- (Esopo)

  1. Yo creo que al final te llevas y dejas a los que te quieren las experiencias, los aprendizajes, los momentos…por eso es tan importante que estén llenos de buenos sentimientos, porque eso es lo que quedará en los corazones de la gente que te quiere y eso es lo que guardará tu alma para siempre 🙂

    Me gusta

    1. Estoy de acuerdo contigo. Basta con que te recuerden los de tu al rededor. Y si además, te recuerdan con cariño por tus buenas acciones… Mejor que mejor. ^^

      Gracias por pasarte, querida lectora. Espero que te esté gustando el blog.

      Un abrazo,
      Nawin.

      Le gusta a 1 persona

  2. Pues tienes razón, aunque también creo que hay que ser bueno por uno mismo, no por como nos recuerden los demás… Bah! los que somos buenos ya tenemos asumido que nos recordará la historia no? jejeje XD un saludico!

    Me gusta

    1. Bueno.. A mi, mientras me recuerden mis seres queridos.. Me basta y me sobra. Y si quiera que me recordara el mundo entero.. Pues seria por ser tan buena persona como Nelson Mandela o como Mahama Gandhi. No por ser como la panda de ladrones que estan gobernando España en estos tiempos.

      Un besillo;)

      Le gusta a 1 persona

Deja tu humilde opinión, querido lector

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s