Nos creimos tan fuertes como heroes de guerra


image

Te escondías siempre tras las montañas de un montón de excusas. 
No salió el sol durante varios meses, y pasé el invierno al calor de las fotografías. 
Y del ron con coca- cola.
Así vivimos un tiempo, hasta que ya no pudimos matarnos más y, con las manos vacías, nos fundimos en un largo beso.
Tú llevabas un jersey verde y yo un montón de apariencias falsas. “Que no te quería”, te dije, y supongo que, en parte, no te mentí. Que no te quería querer, me explico. 

No ha llovido mucho desde entonces, pero lo poco que ha llovido nos ahogó a los dos. 
Naufragamos, de alguna forma, dentro de nosotros mismos. 
Luego gritábamos nuestros nombres, demasiado tarde, cuando ya la distancia que nos separaba no era tanta pero sí la suficiente. 

image

En el fondo sabíamos que mejor lejos que mal acompañados. 
No, espera: en el fondo sabíamos que mejor lejos que haciéndonos daño. 

“Está la piel que confiesa en braille cada palabra que la boca no consigue decir.

Y luego está la lengua que lee y apunta donde más duele.

Donde más duele perder, sabiendo que es el placer quien gana.”

image

Texto: anónimo.
Fotos hechas por: Laura Ginés.

Saludos,

Nawin.

Anuncios

Deja tu humilde opinión, querido lector

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s