Etiquetas

, , , ,


Hoy me gustaría hablar de un tema que esta bastante de actualidad.

Las drogas. Tanto las duras como las blandas. Es la “moda” entre los jóvenes que se quieren divertir por las noches, tanto fuera como dentro de las discotecas.
También son utilizadas para “evadirse”, para “escapar” de los problemas de la vida. Sobretodo son utilizadas por chicos y chicas jóvenes y adolescentes para mantenerse despiertos toda la noche.

Muchas veces no son conscientes de las consecuencias que acarrea una vez que ya han probado las drogas. Porque una vez que se empieza, ya es muy dificil salir de esa adicción. Muchos de esos chicos y chicas jóvenes se piensan que no se volveran adictos a las drogas, ” si solo es una vez”, “por una noche no pasa nada”… Y entonces acaban en una espiral de adicciones de la que ya no saben como escapar. Ya estan tan mentalizados de que necesitan drogarse para vivir, que su cerebro y su cuerpo no quieren dejarlo.
Y entonces es cuando empiezas a destruirte poco a poco. Porque te das cuenta de que no sabes como dejarlo, y de que por drogarte no van a desaparecer todos los problemas, ni tampoco te vas a divertir más.
Quiero sean concientes de las consecuencias de drogarse. De que no todo son campos de fresas. De que la vida no es de color de rosa. De que si la cagas, puedes arruinar tu vida para siempre.
Os dejo unas cuantas noticias sobre jovenes que calleron en las drogas, y no han vivido para contarlo.

“En noviembre de 1995 una muchacha británica de dieciocho años, Leah Betts, murió despues de permanecer cinco dias en coma por haber tomado una pastilla de éxtasis el dia de su cumpleaños. Sus padres autorizaron a que la dramática fotografía de su hija en coma fuera publicada por la prensa, y sirviera de aviso a todos aquellos que cada fin de semana tomaban pastillas. La imagen de Leah dio la vuelta al mundo. Sus padres donaron posteriormente los órganos de su hija muerta, el hígado de Leah fué transplantado a una muchacha española.”

“Cada año mueren en el mundo decenas de adolescentes por el consumo de las llamadas <<drogas de diseño>>, aparente y falsamente inofensivas. Muchos más sufren comas, alteraciones de personalidad, locuras, esquizofrenias, depresiones, y un sinnúmero de enfermedades psíquicas y físicas. Y eso solo es el comienzo. Nadie sabe a ciencia cierta que pasará dentro de unos años, cuando los adictos de hoy, lleguen a sus puntos críticos y los del mañana sigan alimentando sus cuerpos con las nuevas químicas.”

.“Campos de fresas.(Jordi Sierra I Fabra).


“Hay algo que no soporto: Las drogas. Seré estúpida. A lo mejor si. No me importa. Tengo mis ideas y las defiendo. Además, no son solo las duras. Las blandas también. Creo que degradan al hombre. Los viejos chamanes indios las tomaban para elevarse, para buscar la verdad, para llegar hasta sus dioses. Y para ahondar en si mismos, hacerse preguntas del más allá de los límites o descubrir su esencia humana. Pero nosotros las tomamos para evadirnos, para buscar paraisos perdidos, para sentirnos <<mejor>>, ya que no tenemos el valor de enfrentarnos a la vida. Asique es muy distinto. La necesidad de huir, de buscar, de lo que sea, pero atraves de una válvula de <<presunto escape>> o como <<método>>, se me antoja triste, pueril, inutilmente vacia.  […] Pero no puedo, es superior a mis fuerzas. Se me hace un nudo en la garganta, en el estómago, en mitad del cerebro, cuando veo en el cine o televisión a alguien se pincha o se esnifa o algo parecido.Y se me hace el mismo nudo cuando veo a un chico o chica, con los ojos desorvitados y el labio inferior temblando tras haberse tomado una pastilla de <<éxtasis>> o cuando los veo con los ojos enrrojecidos, la voz arrastrada o la mirada vacua por haberse fumado un porro.

No creeo en la pena de muerte, pero si en la justicia, y condenaría a los traficantes a las máximas penas. Para mi, traficar, vender cualquier tipo de droga, es, después del secuestro, del asesinato y de la violación, lo más grave.”

.“Rabia”. (Jordi Sierra I Fabra).

 

Otra muchacha, Helen Cousins, que logró despertar después de dos meses en coma, dijo una frase que resume toda esta historia: No baileís con la muerte”.

 

Espero que les haya hecho pensar. Saludos, Nawin.

Anuncios