Etiquetas

, , , ,


En el rincón de toda alma, de toda sí, sin excepción alguna, existen inseguridades. Nadie es perfecto, unos son menos listos, otros bajitos, otros se quejan de estar más gordos o más delgados, o de tener una nariz de aquella u otra manera. Pero son precisamente esos defectos los que nos hacen ser nosotros mismos, los que nos dotan de originalidad, y quien se siente orgulloso de sí mismo conociendo sus virtudes y defectos, vive la vida plenamente, es realmente libre y puede ser feliz, porque sabe sus límites y de lo que es capaz, y vive su vida sin compararla a la de los demás, es simplemente él mismo.

Te sentirás mejor contigo mismo y la autenticidad de tu vida te permitirá un mayor acceso al verdadero amor.
Anuncios