Etiquetas

, , ,


“¿Alguna vez han amado tanto a alguien como para dejarlo todo por él o ella? No sé si logro explicarme. No me refiero a un amor pasajero que va y viene, ni tampoco al amor pasional de y dramático de las novelas de amor o de las películas de Disney; que al fín y al cabo no son nada más que ficción. Me refiero a querer a alguien más allá de tu propia vida. A verlo como si fuera una especie de ídolo revestido de oro. Pero mucho más puro. Como si esa persona fuera antinatural. Como si estuviera rodeado de un alo de luz.

image

Como estar a su lado y sentir que vuelas a ras del suelo, pero que sus brazos te sugetan fuértemente para que no caigas. Es como vivir exclavo de su amor, pero de tus sentimientos.
Ya saben de lo que hablo, ¿verdad? Sí, como un amor de película, solo que demasiado real. Conocer de repente a alguien y no imaginar que va a ser lo más inportante de tu mundo. Nadie lo imagina.

Dicen que solo nos enamoramos una sola vez en la vida. Que las demás relacciones no serán como la vez primera. Que nunca volverás a sentir algo tán grande como ese amor. Que solo serán meras réplicas de un pasado.
De pequeña, cuando veia aquellas películas, me solía preguntar como era el amor, y cuando iba a llegar para mi. Cuando alguien iba a quererme de verdad. A quererme tal y como soy. Sin hipocresía. Y sin final feliz. Bueno, no. Sin final. A secas.
Me dijeron que el amor no se buscaba, que venia a ti. (¡Maldito Cupido, tardaste 17 años en lanzar la puñetera flechita de las narices! Y cuando lo haces por fin, vas y te equivocas de persona. ¡Capullo! Verás por donde te voy a meter la p*** flechita como te pille…)

image

He de reconocer que le tengo una manía terrible a las películas de disney. Pero solo a las historias de las princesas.
El amor no es tan simple como lo pintan. No es tan fácil. A veces la princesa no despierta nunca de su sueño. Tal vez porque el príncipe nunca llegó porque decidió ligarse a la bruja con berruga y marcharse con ella. O tal vez, es que los obstáculos para salvarla de la eternidad eran demasiado grándes y se cansó de luchar por un imposible. O tal vez es que el príncipe no valía tanto y no era más que un sapo verde. O tal vez…. ¿Y qué más dá?
No existe ese amor eterno y feliz que nos pintan en las películas y en las novelas. No hay que luchar solo una vez por la princesa, o besar solo una vez al príncipe para que no se vuelva sapo. No. El amor es algo de dos. No es como en los cuentos. Porque si el amor tiene final, os aseguro que NUNCA será feliz. ¿Désde cuándo los finales son felices? (Salvo los de los exámenes. ¡Ahí si que aplaudes cuando se terminan!)

Pero volvamos al tema inicial de la entrada, que me estoy llendo por las ramas (si, lo sé, no me callo ni debajo del agua).

Creo que lo encontré. Que encontré al amor de mi vida. No el amor ese que te dibujan en las novelas o películas, sino el amor de verdad. Y supongo que como todo aquello que es demasiado bonito para durar una eternidad, se fué. Lo perdí. Lo bonito nunca dura.

Tal vez ahora me direis que si se fue es porque no era el amor de verdad.
Pero no es cierto. Fue lo mejor de mi vida. Da igual que se halla ido. El amor es libre, no una cárcel. No puedes obligar a una persona a quedarse en un lugar al que ya no quiere pertenecer. El amor no es una obligación, ni tampoco una imposición. Es tender tu mano, sabiendo que te pueden coger el brazo entero, es abrir tu corazón, tu alma, sabiendo que pueden clavarte una puñalada mortal y herirte de por vida.

Y tampoco duele. ¿Por qué se dice que el amor duele? No. El amor no nos daña.

image

Lo que duele son las mentiras, las discusiones, las decepciones… Lo que duele es darse cuenta de la realidad. Sentir que algo va mal y no saber como arreglarlo. Sentir que todo se termina y no puedes hacer nada para cambiarlo. Eso es lo que duele.
Lo que daña es seguir queriendo a alguien que ya ni siquiera te necesita en su vida. Que ya no te ama.

Pero el amor no duele. El amor es felicidad. El amor es dicha. Sino no se llamaria así. El amor verdadero.

Dicen que solo nos enamoramos una vez en nuestra vida. (Si, ya lo e dicho antes), pero tal vez esten equivocados. Tal vez no sintamos algo así, pero seguro que será mejor.
Solo hay que tener paciencia y no perder la esperanza. Todo pasa por algo. Estoy segura. Siempre hay un mañana. Un nuevo dia. Una nueva oportunidad.

image

“Nada es tan bueno ni tan malo como para que dure siempre.”

Espero que les haya gustado.

Saludos,
Nawin.

Fotos hechas por Laura Ginés.

Anuncios